A to Z Health Guide

EL PROCESO DE EVALUACIÓN

¿Cómo puedo donar un riñón?

Si usted desea donar a una persona que conoce, el primer paso que debe tomar es hablar con esa persona y con el centro de trasplantes donde está registrada la persona. Los centros de

trasplantes son los hospitales que realizan las operaciones de trasplantes de riñones. Si a usted le interesa donar como donante no directo a una persona que lo necesita, comuníquese con un centro de trasplantes de su elección. Avíseles que le interesa donar un riñón a una persona que lo necesite.

El convertirse en un donante vivo tiene muchos beneficios, pero también tiene riesgos. Su decisión de donar también afectará las vidas de los miembros de su familia, así que no se debe tomar a la ligera. Aprenda todo lo que pueda sobre el proceso, la evaluación, la cirugía y la recuperación. Asegúrese de considerar cómo su donación afectará su vida, como sus relaciones familiares, finanzas, salud y trabajo. Hable con los miembros de su familia,

con sus amigos y otras personas de su confianza. Asegúrese de incluir a personas de su confianza antes de tomar una decisión. También le podría interesar hablar con otros donantes vivos de riñones para conocer más acerca de sus experiencias.

¿Qué pasará después de comunicarme con un centro de trasplantes?

Después de comunicarse con el personal del centro de trasplantes, comenzará una evaluación médica. Le harán preguntas sobre su historia clínica para averiguar si tiene alguna afección que tal vez le impida donar. Quizás, le envíen un cuestionario de salud para que lo complete. A la evaluación inicial, le sigue un análisis de sangre para averiguar si usted es compatible con el receptor.

También se le asignará un Defensor Independiente de Donantes en Vida (ILDA, en inglés), que le asistirá durante el proceso de donación. La única responsabilidad de esta persona es velar

por lo que sea más aconsejable para usted. Le responderán sus preguntas y le ayudarán a obtener información. También se asegurarán de que usted entienda los posibles riesgos y

beneficios de la donación, y el posible impacto que el mismo podría tener sobre su vida emocional, sus finanzas, la familia, su empleo futuro y su salud. Todo lo que se hable entre usted y el Defensor Independiente de Donantes en Vida se mantendrá bajo una estricta confidencialidad y privacidad.

Si a usted le interesa donar un riñón, empezará un proceso de evaluación completa. Esto tiene dos propósitos: protegerlo a usted y ayudar a que el trasplante sea un éxito.

¿En qué consiste una “evaluación completa”?

Usted deberá completar una consulta financiera, una evaluación psicológica, y análisis médicos extensos. Los resultados se mantendrán bajo una estricta confidencialidad. No serán compartidos con el receptor.

Consulta financiera
El personal de su centro de trasplantes le preguntará sobre sus finanzas y cobertura de seguro. En general, si usted le va a donar a un familiar o amigo, el seguro del receptor pagará los gastos de los análisis y la cirugía. Sin embargo, es posible que usted tenga que costear los gastos de viaje, salarios no percibidos y una parte de la atención médica de seguimiento. Si se descubren problemas de salud que requieran tratamiento durante sus exámenes médicos, usted o su seguro de salud será responsable de los mismos.

Evaluación psicológica
El equipo de trasplante se asegura de que cada donante se encuentre en buen estado de salud mental y que entiende el proceso de la donación. Le explicarán sobre todos los aspectos de las donaciones en vida y se asegurarán de que usted sea capaz de tomar una decisión fundamentada.

Una de las razones por las cuales se hace esto es para asegurarse de que no exista presión de parte de amigos o familiares, ninguna promesa de incentivo económico, y de que sus expectativas sean realistas. También sirve como oportunidad para expresarse más ampliamente que en presencia de sus familiares o del receptor.

Exámenes médicos
Lo que sigue es una descripción general de los exámenes médicos. El proceso puede variar de un centro a otro.

  • Historia clínica. Se le pedirá que dé una historia completa y detallada de las enfermedades, cirugías y tratamientos que haya tenido en el pasado. También le preguntarán sobre la historia clínica de su familia. Se analizarán más a fondo los problemas o anomalías que surjan.
  • Examen físico. Le realizarán un examen físico para asegurarse de que está lo suficientemente sano como para donar un riñón.
  • Una radiografía del tórax y un electrocardiograma (ECG). Se llevan a cabo estas pruebas para verificar si existe alguna enfermedad cardíaca o pulmonar.
  • Pruebas radiológicas. Estas pruebas les permiten a los médicos observar su riñón, entre otros, el suministro de los vasos sanguíneos.
  • Análisis de orina. Se recolecta una muestra de orina de 24 horas para asegurarse de que tenga una buena función renal. Si se detecta que su función renal es baja, lo más probable es que se desaconseje la donación.
  • Examen ginecológico. Es posible que se les requiera a las mujeres donantes un examen ginecológico y una mamografía.
  • Pruebas de detección de cáncer. También es posible que le administren algunas pruebas de detección del cáncer, que pueden incluir una colonoscopía, un examen de la próstata y una prueba de detección del cáncer de piel.
  • Pruebas de compatibilidad. Se tomará una muestra de sangre para comprobar la compatibilidad entre usted y el receptor. Esto incluye:
    • La determinación del grupo sanguíneo. Se revisará su tipo sanguíneo para ver si es compatible con el receptor.
    • Clasificación de tejidos. Este análisis de sangre comprueba la compatibilidad de los tejidos entre sus glóbulos blancos y los glóbulos blancos del receptor.
    • Comparación cruzada. Se mezclan en este análisis, las células sanguíneas del donante y del receptor. Si las células del receptor atacan y destruyen las células del donante, la prueba cruzada produce resultados positivos. Una prueba cruzada “positiva” significa que su órgano no coincidirá con la del receptor. Una prueba cruzada “negativa” significa que su órgano es compatible con el del receptor.
  • Otros análisis de sangre. Se realizan otros análisis de sangre para comprobar la existencia de alguna actividad viral o enfermedades transmisibles (como el VIH/SIDA, hepatitis, cáncer u otros), la intolerancia a la glucosa, el equilibrio electrolítico, y para evaluar la función renal.

 

¿Qué ocurre si mi riñón no es compatible con el de mi

receptor previsto?

Usted podría considerar un “intercambio de donantes emparejado”. Un intercambio de donantes implica dos pares de donantes vivos y sus receptores. Los dos receptores “intercambian” a sus donantes de manera que cada uno recibe un riñón de un donante compatible. Si esta es una opción para usted, su equipo de trasplante coordinará el proceso entero, incluida la búsqueda de la pareja compatible.

¿Cuánto tiempo dura el proceso de evaluación?

La cantidad de tiempo que demora completar el proceso de evaluación varía de persona en persona. Dependerá de su disponibilidad para hacer las evaluaciones, los resultados de sus evaluaciones, y de las políticas y procedimientos individuales del centro de trasplantes en cuestión. Si el centro de trasplantes del receptor se encuentra lejos, es posible que usted pueda hacer algunas evaluaciones en un hospital o laboratorio cerca de su casa.

¿Qué sucede después de haber completado la evaluación?

Se enviarán los resultados de las evaluaciones al equipo de trasplante para su cuidadosa revisión. Ellos tomarán una decision sobre su salud física y su aptitud como donante. Si usted es un candidato adecuado para una donación en vida, y si decide seguir adelante con ello, se programará una operación. La decision final de seguir adelante será una decisión tomada en grupo entre usted, su receptor y el equipo de trasplante.

The information shared on our websites is information developed solely from internal experts on the subject matter, including medical advisory boards, who have developed guidelines for our patient content. This material does not constitute medical advice. It is intended for informational purposes only. No one associated with the National Kidney Foundation will answer medical questions via e-mail. Please consult a physician for specific treatment recommendations.