A to Z Health Guide

Hemodiálisis en el Hogar

El momento en que se entera que tiene falla de los riñones y que necesita tratamiento para mantenerse con vida, puede ser un momento difícil. Si el diagnóstico de su enfermedad renal es reciente, es posible que se sienta abrumado, confundido y enojado. Pero hay algunas cosas importantes que puede hacer para ayudarse a sí mismo. Aprenda todo lo que pueda sobre sus diferentes opciones de tratamiento y adopte un papel activo en las decisiones sobre su cuidado.

Cómo funciona la hemodiálisis

La hemodiálisis es un tratamiento que reemplaza el trabajo de sus propios riñones para eliminar los desechos y el exceso de líquido de la sangre. Esto se hace usando un filtro especial llamado dializador o riñón artificial. La sangre viaja a través de un tubo de plástico hacia el dializador donde se limpia y luego es devuelta a usted. Al comienzo de cada tratamiento, se colocan dos agujas en su acceso. Estas agujas están conectadas al tubo de plástico que lleva la sangre al dializador. Solo una pequeña cantidad de sangre está fuera de su cuerpo en un momento dado. La máquina de diálisis bombea la sangre a través del sistema de diálisis y controla el tiempo de tratamiento, la temperatura, la presión y la eliminación del fluido.

Este proceso básico es el mismo para la hemodiálisis en casa, excepto que usted y su compañero de cuidado están capacitados para hacer su tratamiento en casa.

Hemodiálisis:  en casa o en un centro

Puede hacerse la hemodiálisis en un centro de diálisis donde un enfermero o un técnico realiza las tareas necesarias durante el tratamiento. La hemodiálisis en un centro se hace generalmente tres veces por semana durante tres o cuatro horas o más en cada sesión. Los tratamientos en un centro se realizan en horarios preprogramados.

También puede hacer la hemodiálisis en casa, donde usted es el que hace que su tratamiento. En casa puede estar en mejores condiciones para adaptar sus tratamientos a su rutina diaria. Los estudios demuestran que cuanto más sepa acerca de su tratamiento y cuanto más haga por su cuenta, más probable es que le vaya bien con su diálisis.

Los diferentes tipos de hemodiálisis en el hogar

Se pueden hacer tres tipos de hemodiálisis en casa. Estos son:

1. Hemodiálisis convencional en el hogar: La hace tres veces a la semana durante tres a cuatro horas o más cada vez. Usted y su compañero de cuidado están capacitados para hacer la diálisis de forma segura y para resolver cualquier problema que pueda surgir. La capacitación puede tomar desde varias semanas a varios meses.

2. Hemodiálisis corta en el hogar todos los días: Se hace generalmente de cinco a siete veces por semana usando las máquinas nuevas diseñadas para tratamientos cortos en el hogar todos los días. Los tratamientos suelen durar aproximadamente dos horas cada vez. Usted y su compañero de cuidado hacen una capacitación durante varias semanas. Como se está haciendo diálisis más a menudo, generalmente necesita retirar menos líquido cada vez. Esto reduce síntomas como dolores de cabeza, náuseas, calambres y sensación de cansancio después del tratamiento.

3. Hemodiálisis nocturna en el hogar: Tratamientos largos y lentos hechos por la noche mientras duerme. Puede hacerse este tipo de diálisis seis noches a la semana o bien noches alternas Esto dependerá de lo que le indique su médico. Los tratamientos suelen durar alrededor de seis a ocho horas. Usted y su compañero de cuidado hacen una capacitación durante varias semanas. Algunos centros monitorean sus tratamientos mediante el envío de información desde su máquina de diálisis hacia un lugar con personal a través de un módem telefónico o de Internet. Más horas de diálisis cada semana pueden resultar en una mayor eliminación de desechos.

También se puede combinar hemodiálisis diaria y nocturna en el hogar. La posibilidad de que pueda combinar los tratamientos depende de sus necesidades, su estado de salud y su máquina.

Cualquiera que sea la opción de tratamiento que elija, es importante saber si se está haciendo la cantidad adecuada de diálisis. Se deben hacer exámenes periódicamente para comprobar la cantidad de diálisis que recibe. Para obtener más información, consulte con su médico y su equipo de diálisis.

Beneficios adicionales de la hemodiálisis corta diaria y la nocturna en su hogar

Muchos informes indican que las personas que utilizan la hemodiálisis corta diaria y la nocturna en su hogar:

  • toman menos medicamentos para controlar la presión arterial y la anemia
  • toman menos medicamentos para mantener el fósforo bajo control y así prevenir enfermedades óseas
  • tienen mejoras en neuropatía (daño nervioso) y menos síndrome de piernas inquietas
  • se sienten mejor durante la diálisis y menos cansadas después
  • tienen más energía para las tareas diarias
  • duermen mejor
  • tienen menos estancias en el hospital y estas son más cortas
  • tienen una mejor calidad de vida
  • viven más tiempo.

Nueva tecnología

Se están desarrollando máquinas nuevas y más fáciles de usar para hemodiálisis en el hogar. Estas se instalan, limpian y desinfectan más fácilmente. Con algunas máquinas más nuevas, tiene menos suministros para guardar. Si piensa que la hemodiálisis en casa es una buena opción para usted, pregunte a su médico cuál es el mejor equipo para usted.

Cómo decidir si la hemodiálisis en casa es adecuada para usted

La hemodiálisis en casa no es una buena opción para todos. Tiene que aprender mucho sobre esta. Tiene que estar dispuesto a ser responsable de su propio tratamiento. Siempre que usted y/o su compañero de cuidado puedan pasar la capacitación y aprender a colocar las agujas, usted debería poder hacerse la hemodiálisis en el hogar.

Encontrar un centro que ofrezca hemodiálisis en el hogar

Encontrar un centro que ofrezca hemodiálisis en el hogar puede ser un desafío. Si su centro no ofrece hemodiálisis en el hogar, más abajo encontrará sitios web que pueden ayudarle a encontrar centros que ofrezcan hemodiálisis en el hogar. Visite el centro. Hable con el enfermero y otro personal de capacitación en el hogar. Si es posible, hable con pacientes que se estén haciendo diálisis en el hogar. Se necesitan dos cosas para tener éxito: 1) un centro y médico dispuesto a capacitarlo y seguir su atención y 2) su compromiso de aprender y hacerse la hemodiálisis en casa por lo menos durante un año.

Su compañero de cuidado

La mayoría de los programas de hemodiálisis en el hogar le piden que tenga un compañero de cuidado que esté dispuesto a estar con usted para ayudarle durante cada tratamiento. Su compañero de cuidado puede ser un familiar o un amigo. Esta persona hace la capacitación con usted para aprender qué hacer. A veces los pacientes contratan una enfermera o un técnico para que sea su compañero de cuidado. No obstante, Medicare no paga por estos ayudantes.

Cobertura del seguro para hemodiálisis en el hogar

El trabajador social de su centro de diálisis puede darle información sobre la cobertura de hemodiálisis en el hogar. Medicare paga una parte del costo y de la capacitación. Si usted es mayor de 65 años o está discapacitado, ya debería tener Medicare. También puede obtener Medicare a cualquier edad si tiene falla de los riñones y usted o su cónyuge o padre trabajaron el tiempo suficiente para tener derecho a la Seguridad Social. Hay otras fuentes que ayudan a pagar por la diálisis. Consulte con su trabajador social. Este también puede discutir cualquier cambio en la plomería o cableado o los costos adicionales que puedan ocurrir con la hemodiálisis en el hogar.

Si usted tiene un plan de salud grupal de su empleador, éste será la cobertura primaria para los primeros 30 meses de su tratamiento y Medicare será su aseguradora secundaria. Después de esos primeros 30 meses, Medicare se convertirá en su seguro primario.

Información en línea

Compare centros de diálisis: encuentre información sobre los centros de diálisis que ofrecen programas de capacitación de hemodiálisis en casa. www.medicare.gov

Centro de diálisis en el hogar: conozca las opciones de diálisis en el hogar, hable con otros pacientes, averigüe si un centro de diálisis cercano a usted ofrece un programa de hemodiálisis en el hogar. www.homedialysis.org

Si desea más información, comuníquese con nosotros.

The information shared on our websites is information developed solely from internal experts on the subject matter, including medical advisory boards, who have developed guidelines for our patient content. This material does not constitute medical advice. It is intended for informational purposes only. No one associated with the National Kidney Foundation will answer medical questions via e-mail. Please consult a physician for specific treatment recommendations.