You are here

Cáncer de Riñón: Tratamiento

El tratamiento más común para el cáncer de riñón es la cirugía para extirpar todo o parte del riñón.  Sin embargo, su tratamiento dependerá de la etapa de la enfermedad, su salud general,
su edad y otros factores.  Algunos tipos de tratamiento son:

Cirugía.  La extirpación de todo o parte del riñón mediante una cirugía se llama nefrectomía.  Es el tratamiento más común para el cáncer de riñón.  La mayoría de las personas con cáncer de riñón en la etapa temprana (la etapas I, II y II) puede curarse con cirugía. Hay dos tipos básicos de nefrectomías para el cáncer de riñón:

  • Nefrectomía parcial: En este procedimiento, el cirujano extirpa solo el tumor o parte del riñón que tiene el tumor.  Se preserva el riñón.
  • Nefrectomía radical:  En este procedimiento, el cirujano extirpa todo el riñón.  También puede extirpar, de ser necesario, los tejidos que rodean al riñón y los nódulos linfáticos.  La mayoría de las personas vive una vida saludable y normal con un solo riñón.

Ablación térmica.   Este tratamiento destruye el tumor al quemarlo o congelarlo.  Los tipos más comunes de ablación térmica son la ablación por radiofrecuencia (calor) o la crioablación (frío). Se usa en la mayoría de las personas que tienen tumores pequeños que no son buenos candidatos para la cirugía.

Vigilancia activa.  En algunos casos, un tumor pequeño (de menos de 4 centímetros) puede ser vigilado atentamente para saber si crece.  Esto se llama “vigilancia activa”.  Muchos de los tumores pequeños crecen lentamente y no todos los tumores de riñón requieren cirugía.  De hecho, algunos se comportan como tumores no cancerosos.  Esta puede ser una buena opción para personas ancianas, débiles o con múltiples problemas de salud como diabetes, enfermedad cardíaca y cáncer.  Raramente se recomienda para personas sanas y jóvenes.  Necesitará un monitoreo cuidadoso mediante pruebas de laboratorio e imágenes periódicas.  Asegúrese de consultar a un especialista de cáncer de riñón con experiencia, generalmente un urólogo.

Tratamiento médico.  En el caso de personas con cáncer de riñón avanzado que se ha propagado a otras partes del cuerpo, se puede recomendar un tratamiento con un medicamento junto con la cirugía, o en reemplazo de la cirugía.  Algunos medicamentos se administran a través de una píldora que se toma por boca, otros se aplican mediante inyecciones.  Se ha progresado mucho durante los últimos años, y las personas con cáncer de riñón avanzado viven mucho más que hace diez años.  Los tipos de medicamentos que se usan con más frecuencia para el cáncer de riñón avanzado son:

  • Inmunoterapia.  Este es un tratamiento que usa la capacidad natural de propio cuerpo
    (sistema inmunitario) para detener o ralentizar el crecimiento de las células cancerosas.  Desafortunadamente, muchos de estos medicamentos tienen graves efectos secundarios.
  • Terapias antiangiogénicas.  Es un tipo de medicamento que disminuye el suministro de sangre al tumor, lo que ralentiza o detiene el crecimiento del tumor.

  • Terapias dirigidas.  Es un tipo de medicamento que inhibe directamente el crecimiento del cáncer. Las terapias dirigidas no pueden curar el cáncer avanzado pero pueden permitirle vivir más tiempo y tener menos síntomas.

  • Inhibidores de puntos de control.  Esta nueva clase de medicamentos trabaja junto con el sistema inmunitario para identificar y destruir las células cancerosas.

¿Qué sucede con la quimioterapia y la radiación tradicionales?

La quimioterapia y la radiación tradicionales no han demostrado ser efectivas para tratar la mayoría de las formas de cáncer de riñón.

¿Cómo sé qué tratamiento es el mejor para mi etapa de cáncer?

Debe hablar de todas las opciones de tratamiento con su equipo médico.  Su equipo médico puede incluir:
  • Un urólogo (especialista en enfermedades del sistema urinario)
  • Un oncólogo (especialista en cáncer)
  • Un oncólogo radioterapeuta (especialista en tratar el cáncer con radiación)
  • Un nefrólogo (médico de los riñones)
  • Una enfermera oncóloga, un trabajador social y otros profesionales de atención médica.

La nutrición durante el tratamiento del cáncer

Es importante que coma bien para tener una buena nutrición durante el tratamiento del cáncer. Una buena nutrición significa ingerir las calorías y los nutrientes suficientes para ayudarlo a prevenir la pérdida de peso y recuperar fuerzas. Los pacientes que comen bien con frecuencia se sienten mejor y tienen más energía.

Vea también:

¿Qué es el cáncer de riñón?

¿Quiénes están en riesgo?

¿Cómo se detecta el cáncer de riñón?

Hable con el profesional de atención médica

Date Reviewed: 11-17-2016