A to Z Health Guide

DONE ÓRGANOS

Muchas personas que necesitan trasplantes de órganos y tejidos no pueden conseguirlos debido a las escasas donaciones. De los 123,000 estadounidenses actualmente en lista de espera de un trasplante de órganos para salvar su vida, más de 101,000 necesitan un riñón, pero solo 17,000 personas reciben uno cada año. Cada día mueren 12 personas en espera de un riñón. La donación de órganos y tejidos ayuda a las personas al darles una segunda oportunidad en la vida.

Donante fallecido

Identificarse a sí mismo como un donante de órganos y/o tejidos es simple. Simplemente visite el sitio web Donate Life America y elija su estado de residencia para unirse al registro en línea de su estado para la donación. También puede declarar sus intenciones en su licencia de conductor.

La inscripción en línea a través de su registro estatal o en su licencia de conductor es un buen primer paso en la designación de sus deseos acerca de la donación, pero avisar a sus familiares u otros seres queridos sobre su decisión es muy importante. A menudo se les pide a los familiares que den su consentimiento para la donación de un ser querido, por lo que es importante que estos conozcan sus deseos.

Donación en vida

También puede considerar ser un donante vivo de riñón. La donación en vida tiene lugar cuando una persona con vida dona un órgano o parte de un órgano a alguien que necesita un trasplante. El donante suele ser un familiar cercano, como un padre, hijo o hermano. Un donante puede ser también un familiar lejano, cónyuge, amigo o compañero de trabajo. Los donantes no dirigidos (aquellos que donan de forma anónima y no se conoce el destinatario) son cada vez más comunes. Haga clic aquí para obtener más información sobre la donación de riñón en vida.

Religión y donación de órganos

Prácticamente todas las denominaciones religiosas aprueban la donación de órganos y tejidos como la representación de los ideales humanitarios más altos y el mayor acto de caridad. 

The information shared on our websites is information developed solely from internal experts on the subject matter, including medical advisory boards, who have developed guidelines for our patient content. This material does not constitute medical advice. It is intended for informational purposes only. No one associated with the National Kidney Foundation will answer medical questions via e-mail. Please consult a physician for specific treatment recommendations.