A to Z Health Guide

LA POBLACIÓN HISPANA Y LA ENFERMEDAD RENAL

Los hispanos tienen un mayor riesgo de enfermedad renal e insuficiencia renal que los estadounidenses blancos. De hecho, los hispanos tienen 1½ veces más probabilidades de tener insuficiencia renal en comparación con otros estadounidenses. En 2010, el 13% de los nuevos pacientes con insuficiencia renal fueron hispanos.

Los investigadores no entienden completamente por qué los hispanos tienen un riesgo mayor para la enfermedad renal. Sin embargo, el 10% de los hispanos estadounidenses tienen diabetes, que es la principal causa de enfermedad renal. La presión arterial alta, la dieta, la obesidad y el acceso a servicios de salud también pueden ser factores determinantes.

¿Qué es la enfermedad renal?

Los riñones sanos hacen muchos trabajos importantes. Eliminan los desechos y el exceso de agua de su cuerpo, ayudan a producir glóbulos rojos, a mantener los huesos sanos y a controlar la presión arterial. Cuando usted tiene enfermedad renal, el daño renal evita que los riñones realicen estas tareas importantes como deberían. El daño renal puede deberse a una lesión física o una enfermedad como la diabetes, presión arterial alta u otros problemas de salud.

Si tiene enfermedad renal, es posible que tenga que tomar medicamentos, limitar la sal y ciertos alimentos en su dieta, hacer ejercicio con regularidad, entre otras cosas.

Detectar y tratar la enfermedad renal de forma temprana puede ayudarle a reducir o incluso detener su empeoramiento. Pero si su enfermedad renal empeora, puede producir insuficiencia renal. Si sus riñones fallan, necesitará diálisis o un trasplante de riñón para sobrevivir.

¿Puede cualquier persona contraer enfermedad renal?

Sí. Cualquier persona puede tener enfermedad renal a cualquier edad. Pero algunas personas son más propensas a padecerla que otras, entre los que se incluyen los hispanos. Sus probabilidades de tener enfermedad renal son mayores si tiene diabetes, presión arterial alta, antecedentes familiares de enfermedad renal crónica, es obeso o es mayor de 60 años. Ser hispano también significa que tiene un mayor riesgo. Cuantos más factores de riesgo tenga, mayor será la probabilidad de desarrollar enfermedad renal.

¿Por qué los hispanos tienen un mayor riesgo de enfermedad renal?

Los hispanos tienen casi el doble de probabilidades de tener diabetes que los estadounidenses blancos; de hecho, el 10% de los estadounidenses hispanos tienen diabetes. En los hispanos mayores la diabetes es aún más común, aproximadamente 1 de cada 4 hispanos mayores de 45 años tiene diabetes. Tener diabetes puede conducir a la enfermedad renal y a la falla de los riñones, y la diabetes provoca falla de los riñones con mayor frecuencia en los hispanos que en los estadounidenses blancos.

La presión arterial alta es también un grave problema para los hispanos. Aproximadamente 1 de cada 4 hispanos tiene presión arterial alta y no reconoce la relación entre la presión arterial alta y la enfermedad renal.

¿De qué modo el acceso a la salud es un factor determinante?

Los hispanos pueden tener menos acceso a la salud que otros estadounidenses. Por ejemplo, aproximadamente 2 de cada 5 hispanos no tienen seguro médico. Muchos hispanos ni siquiera saben que tienen enfermedad renal hasta que están en las etapas más avanzadas. Para entonces ya es demasiado tarde para frenar o evitar que el daño renal empeore.

¿Qué hacer?

No todos los hispanos tendrán enfermedad renal. Y tampoco la tendrá todo el que tenga diabetes, presión arterial alta, enfermedades del corazón, edad avanzada o antecedentes familiares de enfermedad renal. Pero si usted tiene alguno de estos factores de riesgo debe:

  • Hacerse la prueba para detectar enfermedad renal. Hay dos análisis simples para detectar la enfermedad renal:
    • Un simple análisis de orina sirve para detectar si tiene proteína en la orina. El cuerpo necesita proteína. Pero debe estar en la sangre, no en la orina. Tener una cantidad pequeña de proteína en la orina puede significar que los riñones no están filtrando la sangre lo suficientemente bien. Esto puede ser un signo temprano de enfermedad renal.
    • Un simple análisis de sangre para el IFG, que significa índice de filtración glomerular. El número de IFG indica la capacidad de funcionamiento de sus riñones. El laboratorio calcula su IFG mediante un simple análisis de sangre llamado creatinina (un producto de desecho), junto con su edad, raza y género.
  • Hacerse la prueba para la diabetes, presión arterial alta y enfermedad cardiaca. Si no sabe si tiene diabetes, presión arterial alta o enfermedad cardiaca, es importante que lo averigüe.
  • Llevar una vida sana. Haga ejercicio, coma una dieta saludable, baje de peso si es necesario, evite fumar y limite el alcohol. Un estilo de vida saludable puede evitar que desarrolle la enfermedad renal, y también puede ayudar a retardar o evitar que empeore la enfermedad renal.

Si desea más información, comuníquese con nosotros.

The information shared on our websites is information developed solely from internal experts on the subject matter, including medical advisory boards, who have developed guidelines for our patient content. This material does not constitute medical advice. It is intended for informational purposes only. No one associated with the National Kidney Foundation will answer medical questions via e-mail. Please consult a physician for specific treatment recommendations.