A to Z Health Guide

Transplante de Riñón

¿Qué es un transplante de riñón?

Cuando le realizan un transplante de riñón, se le coloca un riñón sano dentro del cuerpo para que realice el trabajo que sus propios riñones ya no pueden realizar. El transplante de riñón implica un alto grado de responsabilidad para usted ya que deberá cuidarse de manera adicional, permanecer lo más saludable posible y tomar todos sus medicamentos todos los días.

¿Quién puede realizarse un transplante de riñón?

Los pacientes con problemas renales de todas las edades, desde los niños hasta las personas de edad, pueden realizarse un transplante. Para realizarse la operación, debe estar lo suficientemente sano. Además, no debe tener cáncer ni infecciones. Algunos pacientes tienen otras afecciones médicas que implican que no deberían tomar los medicamentos necesarios después de un transplante. Sin embargo, para muchos pacientes con problemas renales, realizarse un transplante puede ser una buena opción de tratamiento.

¿Cuál es el primer paso en la realización de un transplante?

El primer paso para realizarse un transplante es pedirles a su médico nefrólogo o a cualquier integrante de su equipo de atención médica una evaluación. Cualquier paciente con problemas renales puede pedir una evaluación. Si todavía no está recibiendo tratamiento, pero le gustaría recibir información sobre los transplantes, puede comunicarse con cualquier hospital de transplantes o con la National Kidney  Foundation llamando al 1.855.NKF.Cares (1.855.653.2273).

¿Cómo funciona el proceso de evaluación de un transplante?

El proceso de evaluación para un transplante es muy exhaustivo. Su equipo de atención médica necesitará saber mucho sobre usted para ayudar a que ellos y usted decidan si un transplante es lo correcto para usted. Los profesionales médicos le realizarán una serie de pruebas y radiografías para conocer su estado general de salud. Se analizará todo lo que pueda afectar cuán bien usted puede manejar el tratamiento. Si alguna persona que usted conoce quisiera donarle un riñón, esa persona también necesitará realizarse una evaluación para averiguar si es compatible.

Si se le informa que no es la persona adecuada para realizarse un transplante, no tema preguntar por qué, o si puede ser elegible en algún momento en el futuro. Recuerde que tener un papel activo en su propia atención es una de las mejores maneras de tener una mejor salud. Si la persona que tiene enfermedad renal es su hijo, se recomienda que piense seriamente en realizarse una evaluación de un transplante. Debido a que el transplante les permite a los niños y a los jóvenes adultos desarrollarse de la manera lo más normal posible en sus años de formación, es posible que sea el tratamiento preferido para ellos. Si el proceso de evaluación muestra que un transplante es conveniente para usted o su hijo, el próximo paso es obtener un riñón compatible.

¿Cómo se realiza un transplante de riñón?

Es posible que se sorprenda al saber que, por lo general, los propios riñones no se extraen cuando se le realiza un transplante. El cirujano los deja donde están, a menos que haya un motivo medico para extraerlos.

El riñón donado se coloca en la parte inferior del abdomen, donde es más fácil conectarlo con los vasos sanguíneos importantes y con la vejiga. Colocarle el nuevo riñón en el abdomen también hace que sea más fácil resolver cualquier problema que pueda desarrollarse. La operación toma de dos a cuatro horas. Al principio estará adolorido, pero debería poder dejar la cama en, aproximadamente, un día y, en su hogar, dentro de una semana. El nuevo riñón debería comenzar a funcionar muy rápidamente. El riñón de un donante fallecido puede tardar más tiempo en funcionar, hasta algunas semanas en algunos casos. Si eso sucede, es posible que deba seguir (o continuar) realizándose diálisis hasta que el riñón comience a funcionar por sí solo.

Después de la cirugía, le enseñarán sobre los medicamentos que deberá tomar y sobre sus efectos secundarios, en caso de haberlos. También le enseñarán sobre la dieta. Si se ha realizado diálisis, encontrará que hay menos restricciones en lo que puede comer y beber, que es uno de los beneficios de un transplante.

¿Cómo pagaré el transplante?

Algunos de los costos médicos para los donantes y los pacientes son cubiertos por Medicare. Es posible que las aseguradoras privadas y los programas estatales también cubran algunos costos. Es posible que la cobertura solo sea para una cantidad limitada de años. Es importante analizar la cobertura con su trabajador social, quien puede responder a las preguntas que pueda tener, o recomendar a otras personas que puedan ayudarle.

¿Quiénes están en mi equipo de atención médica?

Su equipo de atención médica realiza mejor su trabajo cuando usted trabaja con ellos como parte del equipo. Puede hacer eso indicándoles cuáles son sus inquietudes, las preguntas que tiene y aprendiendo todo lo que pueda sobre la insuficiencia renal y sus tratamientos. Si elige un transplante como su tratamiento, un equipo de especialistas en transplantes de un centro de transplantes trabajará con usted. Los nefrólogos, los médicos especialistas en transplantes y los cirujanos de transplantes son parte del equipo de transplantes. Estos medicos trabajarán con usted para ayudarle a decidir si un transplante de riñón es una buena opción de tratamiento para usted. Ellos son responsables de toda la atención médica relacionada con su transplante y de realizar la operación de transplante. Los profesionales de práctica clínica avanzada también son una parte de su equipo. Ellos trabajan con sus nefrólogos, médicos especialistas en transplantes y cirujanos para brindarle su atención médica.

Los coordinadores de transplantes son enfermeros titulados con una especialización en transplantes. Ellos trabajan con todos los integrantes del equipo de atención médica para ver si el transplante es adecuado para usted y, de serlo, le ayudarán a prepararse para la cirugía y después controlarán que todo marche bien. También puede haber dietistas como parte del personal. Ellos le enseñarán a comer y a beber las cosas correctas en las cantidades correctas. Los trabajadores sociales les ayudan a usted y a su familia a sobrellevar la enfermedad renal. Ofrecen asesoramiento, identifican fuentes de apoyo emocional y le ayudan a tener acceso a servicios proporcionados por agencias federales, estatales y de la comunidad.

¿Cuáles son las ventajas y las desventajas de realizarse un transplante?

En el lado positivo, existen pocas restricciones sobre lo que puede comer y beber. Es probable que haya una mejoria en su salud y en como se siente. De hecho, un transplante exitoso le puede permitir vivir casi como vivía antes de tener una enfermedad renal. En el lado negativo, la cirugía tiene riesgos y los medicamentos antirrechazo que tendrá que tomar por el tiempo que funcione su nuevo riñón tienen efectos secundarios. Por último, también es importante que comprenda que la mayoría de los transplantes sí funcionan y duran muchos años. Cuánto duran puede variar de una persona a otra. Muchas personas necesitarán más de un transplante de riñón durante su vida.

¿De dónde provienen los riñones trasplantados?

Los riñones donados pueden provenir de un donante vivo. Esta persona puede ser un pariente consanguíneo (como un hermano o una hermana) o un pariente no consanguíneo (como el marido o
la esposa). También pueden provenir de un amigo o incluso de una persona desconocida. Un riñón donado también puede provenir de una persona que murió y donó un riñón sano. Una persona que murió y donó un riñón se llama donante fallecido.

Para que el cuerpo acepte el nuevo riñón, debe ser compatible con su tipo de sangre y tejido. Cuando un riñón es donado por una persona viva, las operaciones se realizan el mismo día y, por lo general, se pueden programar en un horario conveniente tanto para el paciente como para el donante. Una persona saludable que dona un riñón puede vivir una vida normal con el riñón que le queda. Sin embargo, tenga en cuenta que la operación es una cirugía mayor tanto para el donante como para el receptor. Como en cualquier operación, existen algunos riesgos que deberá tener en cuenta.

¿Es mejor recibir un riñón de un donante vivo?

Tanto los riñones de donantes vivos como fallecidos funcionan bien en un transplante, pero recibir un riñón de un donante vivo puede ser mejor. En primer lugar, no deberá ingresar en una lista de espera para un riñón. Además, un riñón de un donante vivo puede durar más tiempo que uno de un donante fallecido.

La lista de espera para un riñón de un donante fallecido está vinculada con una computadora que compara su tipo de sangre y tejido con el de los riñones disponibles, y lleva un registro del tiempo que lleva en la lista. Dado que se debe buscar un riñón que sea compatible con su propio tipo de sangre y tejido, el tiempo de espera para un riñón nuevo puede tomar varios años. Desde el momento en que ingresa a la lista hasta que se encuentra un riñón, es posible que deba realizarse algún tipo de diálisis.

Mientras esté esperando, se le realizarán análisis de sangre con regularidad para asegurarse de que esté listo cuando se encuentre un riñón. Si usted se está realizando diálisis, su centro coordinará la realización de estas pruebas. Será necesario que se puedan comunicar con usted cuando se encuentre un riñón, debido a que la cirugía debe realizarse lo más rápido posible.

¿Por qué necesito medicamentos antirrechazo?

Normalmente, su cuerpo combate todo lo que no sea parte de sí, como los gérmenes y los virus. Ese sistema de protección se llama Sistema inmunitario. Para evitar que su cuerpo ataque o rechace el riñón donado, deberá tomar medicamentos para mantener su sistema inmunitario menos activo. Estos se llaman medicamentos inmunosupresores o medicamentos antirrechazo. Sin estos medicamentos, su sistema inmunitario consideraría al riñón donado como "extraño", y lo atacaría y destruiría. Mantener su sistema inmunitario menos activo es seguro para la mayoría de las personas. ¿Qué sucede si necesita que funcione a plena capacidad debido a otros problemas médicos? Si ese es el caso, no es seguro realizarse un transplante hasta que esos otros problemas se hayan resuelto. Aparte de los medicamentos inmunosupresores, es posible que también deba tomar otros medicamentos. La mayoría de las personas consideran que tomar medicamentos es un pequeño precio que pagar por la libertad y la calidad de vida que puede proporcionar un transplante exitoso.

Después de su transplante, es probable que lo único y más importante que pueda hacer sea tomar todos sus medicamentos en horario, todos los días sin excepción. Deberá tomar estos medicamentos por el tiempo que funcione su riñón. Usted debe comprender que sin importar cuán bien se sienta después de su transplante, tomar sus medicamentos en horario es una parte necesaria de su tratamiento. Es por eso que le realizarán chequeos medicos regulares durante los primeros tres meses después de su transplante. Posteriormente, necesitará menos chequeos médicos, pero los suficientes como para asegurarse de que su riñón está funcionando bien y que aún está tomando todos sus medicamentos en horario.

¿Qué sucede si mi cuerpo intenta rechazar el nuevo riñón?

Una cosa a la que usted y su equipo de atención médica deberán estar atentos es algo llamado episodio de rechazo agudo, que significa que su cuerpo está intentado rechazar al riñón trasplantado. Es posible que un episodio de rechazo no tenga ningún signo ni síntoma claro. Es por eso que es tan importante realizarse análisis de sangre con regularidad para controlar cuán bien está funcionando su riñón.

Las probabilidades de tener un episodio de rechazo son mayores inmediatamente después de la cirugía. Cuanto más tiempo tenga el riñón, menor será la posibilidad de que esto ocurra. Lamentablemente, a veces, un episodio de rechazo sucede incluso si usted realiza todo lo que se supone que debe hacer. A veces, el cuerpo simplemente no acepta el riñón trasplantado. Pero, incluso si se produce un episodio de rechazo, no significa necesariamente que usted perderá el transplante.

¿Con qué frecuencia suceden los episodios de rechazo?

Hoy en día, los rechazos ocurren con una frecuencia mucho menor. Eso ocurre porque ha habido muchos avances en los medicamentos inmunosupresores. En el pasado, la mayoría de los pacientes tenía, por lo menos, un episodio de rechazo. Afortunadamente, ese ya no es el caso, pero aún puede haber rechazos. En la mayoría de las personas, el rechazo se puede detener con medicamentos especiales antirrechazo. Es por eso que es tan importante que al principio le realicen chequeos médicos con frecuencia. Sin embargo, siempre necesitará que le realicen chequeos médicos periódicos para ver cuán bien está funcionando su riñón y si está experimentando algún efecto secundario de los medicamentos. Si pierde el riñón trasplantado, aún puede ser elegible para recibir otro, si eso es lo que desea. Es posible que deba realizarse diálisis mientras espera otro riñón.

¿Cuál es la mejor opción de tratamiento?

Aprender sobre sus opciones de tratamiento le ayudará a decidir cuál es la mejor para usted. Su decisión debe basarse en algo más que sus antecedentes médicos y la opinión de su médico. También debe basarse en lo que usted y su familia desean como su primer tratamiento inicial, o con posterioridad. Su vida y su salud pueden cambiar con el tiempo, y también su tratamiento. Debe tener en cuenta muchas cosas cuando elige un tratamiento, como su estilo de vida, su edad y cualquier otro problema  significativo de salud que pueda tener. Estas solo son algunas de las cosas que debe tener en cuenta.

Recuerde que usted tiene una función importante al elegir un plan de tratamiento que sea el conveniente para usted, y que su tratamiento puede cambiar con el tiempo para adaptarse a los cambios en su estilo de vida y su salud.

The information shared on our websites is information developed solely from internal experts on the subject matter, including medical advisory boards, who have developed guidelines for our patient content. This material does not constitute medical advice. It is intended for informational purposes only. No one associated with the National Kidney Foundation will answer medical questions via e-mail. Please consult a physician for specific treatment recommendations.