You are here

Albuminuria (proteinuria)

Acerca de la albuminuria (proteinuria)

La albuminuria (a veces denominada proteinuria) se produce cuando hay albúmina en la orina. La albúmina es una proteína importante que normalmente se encuentra en la sangre y cumple muchas funciones en el organismo: la formación de músculos, la reparación de tejidos y el combate de infecciones. No suele encontrarse en la orina.

Los riñones sanos impiden que la mayor parte de la albúmina se filtre y pase a la orina. Deberá haber muy poca albúmina o no debería haber albúmina en la orina. Si los riñones están dañados, la albúmina puede “filtrarse” y pasar a la orina.

Imagen de filtración de un riñón sano y de un riñón dañado
Fuente: National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK)

La albuminuria (proteinuria) no es una enfermedad independiente. Es un síntoma de muchos tipos diferentes de enfermedad renal y un importante factor de riesgo de complicaciones. La presencia de albúmina en la orina puede ser un signo de enfermedad renal, aunque el índice de filtración glomerular estimado (IFGe) sea mayor de 60 o “normal”.

La albuminuria (proteinuria) no es una enfermedad independiente. Es un síntoma de muchos tipos diferentes de enfermedad renal y un importante factor de riesgo de complicaciones.

Signos y síntomas

Es posible que la mayoría de las personas con albuminuria (proteinuria) no noten síntomas. Por eso es tan importante hacerse controles de salud con regularidad (incluidos análisis de laboratorio), especialmente si tiene algún factor de riesgo de albuminuria o enfermedad renal.

Si tiene síntomas, es posible que note uno o más de los siguientes:

  • Orina espumosa
  • Bolsas alrededor de los ojos (especialmente por la mañana)
  • Micción frecuente (orinar más seguido de lo habitual)
  • Hinchazón de los pies, los tobillos, la zona del abdomen o la cara

Causas

La albuminuria (proteinuria) es causada por daño renal, específicamente cuando el daño se produce en el glomérulo (el filtro del riñón). A veces es temporal (daño a corto plazo), mientras que otras veces es crónico (daño a largo plazo). La causa exacta del daño renal es diferente en cada persona e incluso puede deberse a varios factores combinados.

Algunas de las causas más frecuentes de albuminuria temporal (a corto plazo) son:

  • Deshidratación (no beber suficiente agua)
  • Ejercicio de alta intensidad
  • Fiebre o infección
  • Exacerbación de la insuficiencia cardíaca

Algunas de las causas más frecuentes de albuminuria crónica (a largo plazo) son:

Tener albuminuria no siempre significa que se tiene una lesión renal real. Por eso es tan importante repetir las pruebas, para ayudar a diferenciar entre el daño renal crónico (a largo plazo) y el esfuerzo temporal (a corto plazo) de los riñones.

Tener albuminuria no siempre significa que se tiene una lesión renal real. Por eso es tan importante repetir las pruebas, para ayudar a diferenciar entre el daño renal crónico (a largo plazo) y el esfuerzo temporal (a corto plazo) de los riñones.

Tipos

Es posible que haya escuchado o leído las palabras “microalbuminuria” y “macroalbuminuria”. Estas palabras se usaban en el pasado para ayudar a describir las categorías de los niveles del cociente de albúmina-creatinina en orina (CACu) de una persona. Sin embargo, estas palabras separadas ya no se recomiendan; generan confusión sin brindar ningún beneficio adicional. Las nuevas investigaciones han demostrado que cualquier nivel del CACu por encima del intervalo deseado es un factor de riesgo de complicaciones. Ahora, cualquier nivel mayor de 30 mg/g se denomina “albuminuria” (en lugar de usar dos términos distintos).

Complicaciones

La albuminuria es un importante factor de riesgo de complicaciones. Algunas de estas complicaciones son:

  • Insuficiencia renal (en Inglés)
  • Enfermedad cardiovascular (en Inglés) (insuficiencia cardíaca, ataque cardíaco o accidente cerebrovascular)
  • Insuficiencia cardíaca
  • Disminución de la expectativa de vida (muerte prematura)

El riesgo de sufrir estas complicaciones está directamente relacionado con el nivel CACu. Esto significa que un mayor nivel de CACu conlleva un mayor riesgo de sufrir una o más de estas complicaciones. Reducir el nivel de CACu ayuda a reducir el riesgo de complicaciones, aunque no sea capaz de lograr el nivel de CACu dentro del intervalo objetivo.

Diagnóstico

Cociente de albúmina-creatinina en orina (CACu)

La forma principal de diagnosticar la albuminuria es mediante un análisis de orina denominado cociente de albúmina-creatinina en orina (CACu). Los resultados del CACu ayudan a describir el grado de albuminuria que usted tenga, si corresponde.

Un valor más bajo es mejor para esta prueba, idealmente menor que 30. Un valor de 30 o más indica que puede tener un mayor riesgo de sufrir complicaciones. Cuanto más alto sea el valor, mayor será el riesgo.

Es importante destacar que esta prueba a menudo debe repetirse una o más veces para confirmar los resultados. Las decisiones rara vez se toman en función de los resultados de una sola prueba.

o	Los resultados del cociente de albúmina-creatinina en orina (CACu) se representan como un semáforo: rojo = 300 mg/g o más; amarillo = 30-299 mg/g; verde = menor de 30 mg/g

Menos de 30 mg/g

  • Un resultado en este intervalo se considera “normal” o “dentro del objetivo”.
  • Este resultado lo sitúa en el riesgo más bajo de sufrir insuficiencia renal o un episodio cardiovascular (ataque cardíaco o accidente cerebrovascular) por la albuminuria.
  • Es posible que se le pida que repita esta prueba en un plazo de 3 a 6 meses para confirmar que los resultados sean precisos.

30 a 299 mg/g

  • Un CACu en este intervalo se considera “moderadamente elevado”.
  • Si no tuvo anteriormente un resultado dentro de este intervalo, es probable que se le pida que repita esta prueba en un plazo de 3 a 6 meses para confirmar que los resultados sean precisos.
  • Tener un resultado confirmado en este rango lo sitúa en un riesgo más alto de tener insuficiencia renal o tener un evento cardiovascular (ataque cardíaco o accidente cerebrovascular).
  • Tener un resultado confirmado en este rango dos veces en 3 a 6 meses puede significar que tiene enfermedad renal (incluso si su IFGe es mayor de 60).

300 mg/g o más

  • Un CACu en este intervalo se considera “muy elevado”.
  • Si no tuvo anteriormente un resultado dentro de este intervalo, es probable que se le pida que repita esta prueba en un plazo de 3 a 6 meses para confirmar que los resultados sean precisos.
  • Tener un resultado confirmado en este rango lo sitúa en un riesgo significativamente mayor de tener insuficiencia renal o tener un evento cardiovascular (ataque cardíaco o accidente cerebrovascular).
  • Tener un resultado confirmado en este rango dos veces en 3 a 6 meses puede significar que tiene enfermedad renal (incluso si su IFGe es mayor de 60).

 

Otras pruebas

Si el CACu es mucho más alto que el intervalo objetivo, pueden recomendarse pruebas adicionales para obtener más información sobre lo que puede estar causando la albuminuria. Estas pruebas pueden incluir:

  • Biopsia renal, especialmente si hay una sospecha de enfermedad glomerular. Esta prueba puede ayudar a determinar la causa de su enfermedad renal y el grado de daño que ya han sufrido los riñones.
  • Pruebas de diagnóstico por imágenes, especialmente si hay una sospecha de cáncer de riñón, cálculos renales o problemas estructurales del riñón. Estas pruebas incluyen cosas como una ecografía o una tomografía computarizada (TC), que producen una imagen de los riñones y las vías urinarias.

Tratamiento

Descripción general

El objetivo principal del tratamiento es reducir el riesgo general de presentar complicaciones. Para comenzar, se aborda la causa más probable de la albuminuria (proteinuria). Para la mayoría de las personas, el enfoque inicial probablemente sea lograr que la presión arterial o los niveles de azúcar en sangre estén dentro de los rangos objetivo. Una combinación de cambios en el estilo de vida y medicación suele ser la estrategia más eficaz para tratar la albuminuria y reducir el riesgo de complicaciones.

El objetivo principal del tratamiento es reducir el riesgo general de sufrir complicaciones, empezando por atacar la causa más probable de la albuminuria.

Medicamentos

Los medicamentos que ayudan a controlar la presión arterial alta o la diabetes (si corresponde) suelen ser el primer paso. También suelen recomendarse medicamentos que actúan directamente en los riñones para ayudar a reducir la presión ejercida sobre los glomérulos (los filtros del riñón). Estos medicamentos se conocen comúnmente como “protectores del riñón” porque pueden ayudar a mantener sanos los glomérulos (filtros en los riñones) y a reducir los niveles de CACu.

Inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) o antagonistas del receptor de la angiotensina (ARA)

  • Disponibles para su uso en los EE. UU. desde principios de la década de 1980.
  • Los inhibidores de la ECA tienen nombres genéricos que terminan en “-pril”. Algunos ejemplos son benazepril (Lotensin), lisinopril (Zestril, Prinivil), quinapril (Accupril) y ramipril (Altace).
  • Los ARA tienen nombres genéricos que terminan en “-sartán”. Algunos ejemplos son irbesartán (Avapro), losartán (Cozaar), olmesartán (Benicar) y valsartán (Diovan).
  • Suele ser el tratamiento inicial más preferido para la albuminuria.
  • La mayoría están disponibles como opciones genéricas de bajo costo.
  • No se deben mezclar los medicamentos de estas clases. En otras palabras, use un inhibidor de ECA O un ARA, pero no los dos juntos.
  • Puede encontrar más información en la página Inhibidores de la ECA y ARA.

Inhibidores del cotransportador de sodio y glucosa tipo 2 (SGLT2)

  • Disponibles para su uso en los EE. UU. desde principios de la década de 2010.
  • Los inhibidores del SGLT2 tienen nombres genéricos que terminan en “-flozin”. Algunos ejemplos son canagliflozin (Invokana), dapagliflozin (Farxiga) y empagliflozin (Jardiance).
  • Estos medicamentos se desarrollaron originalmente para ayudar a reducir los niveles de azúcar en sangre en personas con diabetes. En estudios posteriores se descubrió que también ofrecen beneficios para la protección renal. 
  • Algunos inhibidores del SGLT2 también están aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para su uso en personas con enfermedad renal crónica o insuficiencia cardíaca, aunque no tengan diabetes tipo 2 (habitualmente en dosis más bajas). Esto no se aplica a todos los inhibidores del SGLT2.
  • En la actualidad, no hay opciones genéricas de inhibidores del SGLT2 aprobadas para su uso en los EE. UU.
  • Puede encontrar más información en la página de Inhibidores del SGLT2.

Antagonistas de los receptores de mineralocorticoides no esteroideos (nsMRA)

  • Disponibles para su uso en los EE. UU. desde principios de la década de 2020.
  • El único nsMRA disponible en los Estados Unidos es el finerenone (Kerendia).
  • Este medicamento solo está aprobado por la FDA para el tratamiento de personas con albuminuria Y diabetes tipo 2. Los efectos de este medicamento en personas sin diabetes se están evaluando en ensayos clínicos (en Inglés).
  • En la actualidad, no hay opciones genéricas de nsMRA aprobadas para su uso en los EE. UU.
  • Puede encontrar más información en la página de nsMRA.

 

Nutrición

Pregúntele a su dietista renal, especialista en educación y cuidado de la diabetes o proveedor de atención médica sobre sus necesidades nutricionales. Afortunadamente, los pasos que ya está dando para ayudar a controlar cualquier otra afección médica que tenga (presión arterial alta, diabetes, insuficiencia cardíaca) también pueden ayudarlo con la albuminuria.

Para obtener orientación general sobre nutrición, haga clic en el enlace que corresponda a su situación:

Ejercicio

Es importante hacer ejercicio con regularidad para llevar un estilo de vida saludable. Para obtener orientación general sobre las recomendaciones en materia de ejercicio, visite la página Cómo mantenerse en forma con enfermedad renal (en Inglés).

Otros pasos

Algunos pasos adicionales que pueden ayudarle a reducir sus niveles de CACu y el riesgo de sufrir un evento cardiovascular (ataque cardíaco o accidente cerebrovascular) son los siguientes (no todas las recomendaciones se aplicarán a todas las personas):

  • Dejar de fumar (en Inglés) o consumir productos de tabaco.
  • Trabajar para bajar más de peso (en Inglés) con una dieta equilibrada y actividad física.
  • Limitar la cantidad de alcohol (en Inglés) que bebe.

Preparación para la cita

Preguntas que debe hacer

  • ¿Cuándo fue la última vez que me hicieron una prueba de CACu?
  • ¿Cuáles fueron los resultados de mi última prueba de CACu?
  • ¿Qué medidas puedo tomar hoy para reducir el nivel de CACu al intervalo deseado y reducir el riesgo de complicaciones?
  • ¿Qué otros factores de riesgo tengo de sufrir un evento cardiovascular en el futuro?
  • ¿Qué medidas puedo tomar hoy para mejorar mi salud renal y reducir mi riesgo cardiovascular?

Descargue la hoja informativa de la NKF: Albuminuria/proteinuria

Este contenido se facilita exclusivamente para uso informativo y no pretende ser un asesoramiento médico ni un sustituto del asesoramiento médico de un profesional de atención médica.



Is this content helpful?